Archivo del Autor: Álvaro

Los consejos de Kipling mejor guardados.

Poema 'SI' de Rudyard Kipling

Poema ‘IF’ (Si) de Rudyard Kipling

Solíamos vernos un grupo de amigos para tocar, cantar o destrozar canciones. Lo pasábamos realmente bien, compartíamos amistad y puede que conocimiento. Para variar el repertorio, de vez en cuando alguien traía una nueva letra y acabábamos encontrando la melodía. Algunas de aquellas canciones en principio fueron poemas, que musicalizados y cantados -con mayor o menor talento- por músicos roqueros o cantautores de lagrimilla, adquirían una nueva dimensión.

Once años han pasado desde que un profesor universitario nos regalara en ‘formato fotocopia’ el poema ‘IF’  de Rudyard Kipling. Me pregunté: ¿Y esto cómo se cantaría? ¡Pues menuda letra!

Y bien está que se calle uno ante semejante poema y no se dé al cante. Porque el beneficio fundamental es interiorizar cada lección de Kipling y ser pragmático, experimentándola en el tiempo. El escritor británico recorre las distintas imposturas de la vida para acabar advirtiendo contra el triunfo y contra la derrota, que son los grandes impostores.

Con el tiempo he ido encontrando personas que comparten admiración por este poema, destacados profesionales del sentido común, de la literatura, la pintura, el periodismo, la poesía, la  música y por qué no también de la empresa, que a pesar de todo se esfuerzan en ser hombres y mujeres de verdad.

Uno de ellos me ha pedido que adorne gráficamente el poema porque quiere leerlo de vez en cuando en su despacho y así lo he hecho.

¿Flotaríamos pacíficamente si lo cumpliésemos de arriba abajo?

Si guardas en tu puesto la cabeza tranquila,
cuando todo a tu lado es cabeza perdida.
Si tienes en ti mismo una fe que te niegan,
y no desprecias nunca las dudas que ellos tengan.
Si esperas en tu puesto, sin fatiga en la espera;
si engañado, no engañas, si no buscas más odio,
que el odio que te tengan…
Si eres bueno, y no finges ser mejor de lo que eres;
si al hablar no exageras lo que sabes y quieres.

Si sueñas, y los sueños no te hacen su esclavo;
si piensas y rechazas lo que piensas en vano.
Si tropiezas el Triunfo, si llega tu Derrota,
y a los dos impostores les tratas de igual forma.
Si logras que se sepa la verdad que has hablado,
a pesar del sofisma del Orbe encanallado.
Si vuelves al comienzo de la obra perdida,
aunque esta obra sea la de toda tu vida.

Si arriesgas en un golpe y lleno de alegría
tus ganancias de siempre a la suerte de un día;
y pierdes y te lanzas de nuevo a la pelea,
sin decir nada a nadie de lo que es y lo que era.
Si logras que tus nervios y el corazón te asistan,
aun después de su fuga de tu cuerpo en fatiga,
y se agarren contigo cuando no quede nada
porque tú lo deseas y lo quieres y mandas.

Si hablas con el pueblo, y guardas tu virtud,
Si marchas junto a Reyes con tu paso y tu luz.
Si nadie que te hiera, llega a hacerte la herida.
Si todos te reclaman y ni uno te precisa
Si llenas el minuto inolvidable y cierto,
de sesenta segundos que te lleven al cielo…
Todo lo de esta tierra será de tu dominio,
y mucho más aún : serás Hombre, ¡hijo mío !

‘IF’ o ‘SI’ de Rudyard Kipling

Anuncios

La importancia del eCommerce en España.

Como en la pasada edición se superó toda expectativa, visitamos de nuevo el eShow Barcelona, para conocer a los mejores proveedores de servicios y tecnología ‘online’. 482062_10151586744239575_3075860_n

¿Por qué tanta expectativa? Porque el comercio electrónico ha crecido un 20% en 2012 y se espera que la actividad comercial a través de Internet en España experimente un crecimiento del 25% en 2013. Porque gracias a este auge, el ecommerce se ha situado en el 40% de la absorción logística

Con ello y por experiencia profesional, detecto algunas empresas que siguen apostando por el inmovilismo acomodado. Otras organizaciones en cambio –las más avispadas-, se han ido adaptando a los cambios de forma constante y brillante. Una de ellas a destacar, es la sorprendente solución logística eCommerce de NACEX, que ya cumple con todo tipo de envíos nacionales con una rapidez de entrega pasmosa –en menos de 24 horas-. 

Entre otras facilidades, trataron en todo momento de automatizar y optimizar todos los procesos externos a nuestras tiendas virtuales. Así pues, en el instante que un cliente finalizaba una compra, Nacex ya sabía lo que tenía que hacer: recoger el pedido nº tal en nuestro almacén y entregarlo al cliente como tan solo la profesionalidad manda (con éxito).   

Por respeto, evitaré citar organizaciones con “nombres de renombre” que prometen todo aquello que no cumplen. Aunque sí advierto la pérdida de tiempo, paciencia, dinero y prestigio que llegan a causar algunas empresas de reparto, por esa falta de adaptabilidad al eCommerce

Tanto es así, que en una ocasión nos llamó un cliente extraordinariamente honrado desde Sevilla, pidiendo cómo pagar el paquete que le enviamos con un reembolso de 186 euros, ya que el repartidor se lo entregó sin más y se fue. Yo tenía en mis manos la copia del albarán con el reembolso rigurosamente indicado y no salía de mi asombro mientras escuchaba al hombre refiriéndose a la empresa de paquetería: “¡Ozú, mi arma que no quiero problema! Tanta gente sin empleo y otra tonta trabajando mal.” 

Rememoro la anécdota del paisano Doctorado en Sabiduría Popular y Honradez por vete tú a saber qué Universidad, porque la lección es clara y espero que nos ayude a pensar y laborar mejor.

Adaptar correctamente el Concepto Creativo.

Una gran idea suele estallar en nuestra imaginación en el momento más inesperado: entre sueños de madrugada, con risas, amigos y bromas, pidiendo turno en la churrería del barrio, en una aburrida reunión profesional, paseando, cantando en la ducha o en una ceremonia marital. Recordar la idea, es crucial. Perseverar en ella, clave. Adaptarla bien, puede ser rentable.

En el departamento de cuentas de una pequeña agencia creativa, contamos con el brief de un establecimiento artesano casi centenario, con intención para celebrar el gran aniversario y un reducido presupuesto. En el plan de comunicación, incluimos numerosas acciones repartidas durante todo el año hasta llegar a la fecha clave, en la que se celebraría el evento principal.

Tras dos reuniones mensuales, aceptaron y descartaron acciones. Conseguimos mantener a flote gran parte de ellas, salvo la que consideraríamos mejor –en otro sector- tiempo después. Dijeron que el presupuesto no iba con ellos y al final lo tuvimos que dejar pasar. Se celebró el centenario del negocio familiar, aunque sin aquella idea que seguía guardando en un cajón.

La idea se puede resumir como sigue: “Un artesano del siglo pasado no consigue crear novedades para su negocio y agotado, decide dormir quedándose transpuesto en el taller. Tendrá un largo sueño sobre todo un mundo de creaciones, despertando al final y poniéndose manos a la obra”. Quisimos transmitir arte, calidad y prestigio con una pequeña historia de amor, trabajo y valores.

Finalmente fue a parar a una agencia especializada en producción con los contactos y un cliente adecuado que aprobara la secuencia. Se recuperó el concepto creativo en formato de spot y resultó ser rentable.

La necesidad agudiza el ingenio.

“A la gente no sólo se le paga por lo que sabe, más bien por lo que hace con lo que sabe”.

Ahora que casi todo el mundo puede decir que trabaja o que no trabaja -según los últimos datos escalofriantes del paro-, me vienen a la memoria variopintos encuentros profesionales y personales.

Hubo un tiempo en el que enviábamos una solicitud de trabajo y prácticamente al momento “nos llamaban a filas” para preguntarnos: ¿Cuando te viene bien empezar hijo? Vamos, que había trabajo y quien no trabajaba era porque no quería o no podía por algún tipo de impedimento personal. Por el momento, el impedimento personal se ha tornado en estructural: no hay puestos para todos.

Orson Welles sentenció en El Tercer Hombre: “En Italia, en treinta años de dominación de los Borgia, no hubo más que terror, guerras, matanzas, pero surgieron Miguel Ángel, Leonardo Da Vinci y el Renacimiento. En Suiza, por el contrario, tuvieron quinientos años de amor, democracia y paz. ¿Y cuál fue el resultado? El reloj de cuco.”  

Y tanto es así que se destruyen miles de puestos, se mantienen en su sitio otros tantos y se crean a la par muchos otros destinados o no a nuestra habitual economía sumergida. Situación propensa a  la creatividad y al sacrificio donde las halla. Como ya sabemos la historia, concluimos con que “la necesidad agudiza el ingenio”.

Tratar con personas y no con ingresos.

Carta publicada en La Vanguardia

Hace un momento he recordado una mala experiencia pasada en algún desbaratado establecimiento de Barcelona y al momento he consultado a nuestro buen “oráculo de Google”, por la mala atención al cliente. En fracciones de segundo me ha mostrado 2.050.000 resultados y tan solo he leído el primero, de una fuente fiable que me sorprende con su titular.

La mala atención al cliente provocó que un 66% de los consumidores cambiara de marca en 2011.” 

Como a fidelidad se refiere, los consumidores de telefonía móvil fueron los que más cambiaron de pareja. Por otro lado sólo un 23% de consumidores se considera muy leal con sus proveedores.

Las mejores acciones de fidelidad no consisten en grandes campañas, más bien en los pequeños detalles con las personas a las que se atiende. La mayoría de nosotros sabemos que el planteamiento no es utópico, aunque sí difícil. Pero como todo lo que cuesta vale muchísimo… pues a por ello. 

Reproduzco a continuación una anécdota real publicada en La Vanguardia.

A %d blogueros les gusta esto: